jueves, octubre 11, 2007

Recurso Inagotable


Si. Es verdad. El aire, el agua, los árboles, la libertad, las fiestas, la juventud, las noches y los días, etc. Todo se extingue. Nos asfixia. Nos reclama un minuto más de vida. Nos implora las ganas de seguir ahí para nosotros. Pero si. Es una lastima. Todo esto esta limitado. Sentenciado a morir.

Pero todo tiene su excepción.

TU.

YO.

Si el cielo nos junto, no es casualidad. Dios es sabio y nada de lo que hace es al azar. Ese Dios inmensamente justo, te ha puesto en mi camino y crucificado en mí, el estigma de tu nombre, de tu presencia y mi adicción a tu aire.

Un río de caudal fuerte arrastra mis emociones a pactar el fruto de un futuro del que me arrimo, como el sueño que juntos hemos hecho realidad. Paso a paso, golpe a golpe, enredado entre lágrimas y besos de ternura, limpian el pecado de la inseguridad.

Un recurso inagotable, como las letras, como la imaginación, como la creación, como el brillo de tus ojos, como el numero de estrellas, un recurso inagotable como la paciencia y la ganas de vivir mi vida a tu lado, como el sabor de tu piel y el rocío de tu espalda.

Un recurso.

Un recurso inagotable.

Infinito.


Un recurso, confundido con el sueño y la esperanza de que seas por siempre la mujer que me vea hacer crecer, llorar, sentir, sufrir, perdonar, amarte de múltiples formas (adaptadas conforme al tiempo)

Un recurso infinito e inagotable…

Como todo el amor…que siento por ti…